Oración del Congreso y Cierre de inscripciones!

Querida Familia del Rogate!

La Comisión Organizadora del 1º Congreso del Laicado Rogacionista del Área Hispánica les quiere hacer llegar la Oración del Congreso. La intención es que la misma pueda ser rezada ya desde ahora como preparación para la cita y también como una posibilidad de envolver a todos los fieles de nuestras comunidades, aún aquellos que no participarán activamente del Congreso. En la oración común de la comunidad religiosa, en las reuniones de las distintas pastorales, en los establecimientos socio-educativos... en fin, son muchos los espacios y los momentos para poder difundirla, apelando también a la creatividad.
Está disponible en el archivo adjunto, y al finalizar del presente mail también la colocamos para aquellos que quieran tenerla en formato de texto.

Por último, y no menos importante, recordar que el día viernes 17 de marzo cierran las inscripciones para el CongresoTodos los que van a participar del evento deben realizarla. ¿Cómo? En el mail del día 20 de enero, junto con la carta de invitación, llegó a ustedes la ficha de inscrpción como archivo adjunto. Debe completarse la misma y enviarla a  congresolaicado17@gmail.com Por cualquier duda o solicitud, pueden remitirse también a esa dirección de mail.

Deseamos que este camino de preparación sea fructífero para todos!
Estamos a disposición.

Hno. Rodrigo Golán.
(Comisión Organizadora)

Oración del 1º Congreso del Laicado Rogacionista del Área Hispánica

 

Señor de la mies,

que compadecido ante las muchedumbres agobiadas

dejaste a tus discípulos el mandamiento del Rogate,

ayúdanos a ser hombres y mujeres

que frente a los desafíos de hoy

digamos el Rogate con la vida y las palabras.

 

Tú que has mirado con misericordia

a quienes estaban como ovejas sin pastor

y has enviado a tus discípulos

para anunciar y proclamar tu Reino,

haznos discípulos misioneros

portadores de la compasión de Dios,

custodios de la creación,

y anunciadores del Evangelio de la Vocación.

 

Tú que has sido compañero de camino

de los discípulos de Emaús,

danos el coraje de caminar

junto a aquellos que están sin rumbo ni dirección,

en las periferias materiales y existenciales de tu mies.

 

Tú que nos regalaste en San Aníbal

un nuevo camino de santidad,

ayúdanos a ser testigos del Evangelio,

trabajadores incansables de tu mies

y signo de la presencia del Reino de Dios en la tierra.

 

Que María, Madre de la Rogación Evangélica

y Estrella de la Nueva Evangelización,

interceda por nosotros

para que llevemos la alegría del Evangelio

hasta los confines de la tierra.

Amén.

Allegati: